LOS PELIGROS

A este arenal se accede por el Promontorio de San Martín, en pleno centro de la ciudad, dominado por la imponente figura del Palacio de Festivales de Cantabria. Situada junto al Museo Marítimo del Cantábrico está unida a los arenales de La Magdalena y Los Bikinis.

Debido al fácil aparcamiento, a la pasarela de madera que la bordea y une los tres arenales y a su privilegiada orientación, se ha creado un bonito paseo de casi 1.500 metros a pie de playa.

El nombre de la playa no tiene nada que ver con la peligrosidad de la misma para el baño, pues al ser un arenal que se encuentra dentro de la Bahía de Santander sus aguas son muy tranquilas y carecen de oleaje. Así, aunque hay varias versiones sobre el origen del nombre, la más aceptada es que tenga que ver con el peligro que tienen los barcos de encallar si se acercan a este arenal, pues las aguas que lo bañan son muy poco profundas y los barcos pueden varar fácilmente. Su característica principal es su integración en un arenal orientado al sur.

 

tv  Televisor plano de 32” con Smart TV

vistas  Vistas a los jardines de la urbanización

caja fuerte  Caja fuerte

wifi  Wi-fi

aire acondicionado  Aire acondicionado

aseo  Artículos de aseo gratuitos

secador  Secador de pelo

suelo  Suelo de madera

telefono  Teléfono

 

 

La habitación que representa esta playa tiene una superficie de 15 m². Está dotada con una cama de matrimonio de 1.80 metros de anchura, que se puede convertir en dos camas de 0.90 metros, y un escritorio. Su baño tiene lavabo, inodoro suspendido y ducha extraplana de 1.45x0.80 metros.